• 8 de febrero de 2023

La guerrilla del ELN anunció una tregua en Colombia para Navidad y Año Nuevo

Dic 19, 2022

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), que está en conversaciones de paz con el gobierno colombiano, anunció este lunes que decretará un «cese al fuego unilateral» desde el 24 de diciembre al dos de enero «para crear un ambiente de paz en estas fechas». De todos modos, la principal guerrilla de Colombia dejó abierta la posibilidad de actuar en caso de que los guerrilleros se sientan «atacados». La reactivación de las conversaciones fue una de las prioridades del presidente Gustavo Petro desde su campaña electoral, y luego a partir de su asunción en agosto pasado.

«Cese al fuego unilateral»

«El Ejército de Liberación Nacional sigue comprometido en continuar aportando para crear un ambiente de paz en estas fechas de Navidad y Año Nuevo, por tanto, decreta un cese al fuego unilateral», explicó el ELN en un breve comunicado. Este cese al fuego, que la guerrilla decretó para el periodo navideño durante otros procesos de paz, regirá «a partir de las 6 AM del 24 de diciembre de 2022 hasta las 6 AM del 2 de enero de 2023», según el documento.

En todo caso, «dicho cese al fuego solo cubre a las Fuerzas Militares y de Policía del Estado», especificó una guerrillera al leer el comunicado en uno de los canales del ELN, donde aseguran que se reservan el derecho a la defensa «en caso de ser atacados». 

Según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), el ELN tiene un conflicto abierto con las paramilitares Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) o Clan del Golfo, sobre todo en la región del Pacífico, donde la semana pasada la guerrilla declaró un «paro armado» en la región del San Juan por las injerencias de este grupo en un territorio que ellos controlan. El anuncio de paro armado había incomodado al gobierno izquierdista que asumió el poder el siete de agosto y pidió a los rebeldes «coherencia».

En el comunicado difundido en las últimas horas, el ELN hace un llamado al Estado para que ayude a disolver los grupos paramilitares. El texto, reproducido parcialmente por el diario El Espectador, agrega que «ya no puede seguirse con el mismo cuento, o se compromete el Estado en disolver y erradicar estos grupos, o el nuevo esfuerzo de paz seguirá quedando interrogado». 

«La paz verdadera requiere algo más que palabras», aseguró en ese sentido «Claudia Isabel M» en un video en el que lee el comunicado. La guerrillera aparece escoltada por otros seis miembros del ELN armados y con los pañuelos rojinegros de esa guerrilla, y pide que el gobierno ataque también a los grupos paramilitares, que «siguen a sus anchas en todo el territorio nacional».

También en Arauca, en la frontera con Venezuela que es uno de sus bastiones, el ELN se enfrenta desde principios de año a un frente de disidencias de las FARC, guerra que ha dejado más de 300 muertos, lo que posiciona a este departamento como el que más asesinatos registra este año.

El senador Iván Cepeda, negociador del gobierno con la guerrilla, manifestó que ve este anuncio como «una muestra de buena voluntad para avanzar, no solo en el desescalamiento del conflicto armado, sino también en la creación de un clima favorable y de confianza para los diálogos de paz que se adelantan actualmente con el gobierno». Cepeda agregó, en declaraciones a Caracol Radio, que «ese es el camino y esperamos que pronto podamos avanzar en nuevas medidas que puedan dar como resultado un alivio a la situación humanitaria en los territorios del país».

Pese a que el ELN anunció que el cese a sus operaciones sería de forma unilateral, mencionó que espera una reciprocidad por parte del gobierno nacional. Frente a esto, Cepeda señaló que será el ministro de Defensa quien deba hacer un pronunciamiento al respecto, aunque aclaró que si se evitan las operaciones ofensivas por parte del grupo armado, los militares y la policía deberían responder con una acción recíproca y un alto al fuego.

Avances en el acuerdo de paz

El ELN ya decretó en otras ocasiones, mientras estaba sentado en la mesa de negociación, un cese al fuego de estas características como gesto de buena voluntad. El último fue uno de 102 días desde el 1 de octubre de 2017 a enero de 2018. Sin embargo, también han actuado distinto, cuando el 17 de enero de 2019 atacaron la Escuela de Cadetes de Policía General Santander en el sur de Bogotá, que dejó una veintena de muertos y supuso el levantamiento definitivo de la mesa de negociación.

Una delegación de la guerrilla volvió a sentarse con otra del gobierno en las últimas semanas en Caracas para intentar algún tipo de acuerdo de paz que cese sus actividades. El pasado 12 de diciembre finalizó la primera ronda de diálogos en la capital venezolana con una declaración conjunta que evitaba hablar de ceses al fuego, pero estimaba que comenzarían «alivios humanitarios» por parte de la guerrilla a partir de enero en el Valle del Cauca y Chocó.

El gobierno de Petro accedió a dar respuesta «de emergencia» a «un grupo de presos políticos del ELN». La próxima ronda de negociaciones tendrá lugar a finales de enero en México. 

El ELN se levantó en armas en 1964 y tiene unos 2.500 combatientes con una amplia red de colaboradores, según estimaciones independientes. Aunque tiene un mando central, sus frentes son autónomos en el campo militar.