• 26 de septiembre de 2022

El reclamo de trabajadores y organizaciones de la cultura frente al Congreso

Sep 22, 2022

Trabajadores, sindicatos y agrupaciones que nuclean a las distintas expresiones del arte y la cultura exigieron frente al Congreso nacional que se apruebe la ley que prorrogaría por 50 años las asignaciones específicas destinadas al sostenimiento de actividades culturales. Advirtieron que, en caso de no extenderse el plazo de vigencia, se suspenderá el financiamiento de los organismos dependientes del Ministerio de Cultura a fin de año, según establece la ley 27.432, sancionada durante el gobierno de Mauricio Macri. “Es toda la población argentina la que está en riesgo de perder la accesibilidad a esa cultura”, señalaron.

La Multisectorial por el Trabajo, la Ficción y la Industria Nacional Audiovisual, que reúne a distintos colectivos de trabajadores, junto a la Coalición por una Comunicación Democrática y el frente Unidxs por la Cultura, entre otros espacios, convocaron a una vigilia que duraría desde el miércoles a las 12 horas hasta el fin de la sesión del jueves en el Senado, para culminar con un gran acto de todas las organizaciones. Sin embargo, tras darse a conocer que el proyecto no entró en el orden del día para ser tratado en la sesión de este jueves –en la que se debatirá especialmente la ampliación de la Corte Suprema– desde la Multisectorial suspendieron las actividades previstas. El espacio Unidxs por la Cultura, en cambio, ratificó su presencia frente al Congreso, ya que sus miembros consideran que deben “seguir en la calle”.

El director de cine y televisión, y coordinador general de la Multisectorial, Guillermo Tello, dijo a Página/12 que “sin esa diversidad cultural que tiene la Argentina como tradición, como política pública, como política de Estado, realmente es muy difícil que haya una conciencia clara de la justicia”. Y por esa razón destacó la necesidad de que el proyecto de ley sea “tomado con la misma inmediatez” que la ampliación de la Corte.

“Necesitamos alzar la voz para que los senadores comprendan la importancia y la necesidad de que traten las asignaciones específicas”, sostuvo Tello. Además, destacó que “la diversidad cultural es un derecho constitucional, es de la población, no solo de quienes la hacemos”. “Este sector defiende no solo los trabajos, sino la identidad cultural: es toda la población argentina la que está en riesgo de perder la accesibilidad a esa cultura”, sentenció.

El proyecto de ley cuenta con media sanción, a partir de la aprobación de la Cámara de Diputados en junio, en una votación donde se abstuvo la mayor parte de Juntos por el Cambio. Desde los organismos ligados al ámbito cultural advirtieron que la situación podría ser similar en el Senado. Sostuvieron que, en caso de no extenderse el plazo de vigencia, los fondos quedarán bajo la órbita del Poder Ejecutivo, lo que implicaría, como mínimo, una pérdida de autonomía para las entidades culturales.

El proyecto fue presentado por el diputado del Frente de Todos Pablo Carro, quien estuvo presente durante el acto frente al Congreso: “Me hubiera gustado llegar a este lugar para decirles que mañana se iba aprobar el proyecto de ley. Pero sepan que nuestro gobierno tiene el firme compromiso de no dejar tirada a nuestra cultura”, sostuvo. Carro se mostró “convencido de que vamos a aprobar nuestro proyecto de 50 años. Pero si no sale, también tenemos garantizado que continúen las asignaciones al menos por cinco años”, ya que estarían vinculadas a otros proyectos a ser tratados, en los que se establece esa prórroga para distintos gravámenes que expiran a fin de este año. “Tienen mi palabra y la de este gobierno. Esto es algo que hemos hablado con el Presidente y con nuestra vicepresidenta”, dijo el diputado. Además, pidió no «abandonar la calle”, puesto que “si este proyecto tiene posibilidades de ser aprobado, es por toda esta gran movilización de todos los sectores de nuestra cultura que han estado peleando”.

La actriz Alejandra Darín, presidenta de la Asociación Argentina de Actores, dijo a este diario que buscan “concientizar a nuestra población de la incidencia que tiene esto en sus vidas. Acá no estamos solamente peleando por esos 700 mil puestos de trabajo, estamos por el derecho que tienen nuestros compatriotas a recibir producción nacional que esté fuera de los cánones del mercado”.

Darín destacó la importancia de la cultura durante los primeros meses de la pandemia. “Si no hubiesen existido nuestras películas, nuestras obras de teatro transmitidas por plataformas, nuestra música, la lectura de un libro, seguramente ese tiempo horroroso durante la cuarentena hubiese sido más duro y con efectos psicológicos más graves”. Y remarcó el trabajo que hacen las bibliotecas populares, también beneficiarias de estas asignaciones: “Esa gente que no puede comprar un libro, pero puede ir a una biblioteca a recoger uno y devolverlo luego, no podría acceder sin estas asignaciones específicas. Nos compete a todos los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país. No es chiste”.

Informe: Diego Castro Romero.